Neuroteología: mapeando a dios en el cerebro

La ciencia se da a la tarea de encontrar el lugar preciso donde habita la divinidad en nuestro cerebro; por otra parte, investigadores fuera del mainstream científico buscan probar que la mente (y su divinidad inherente) pueden sanar a las personas y transformar el mundo.

La neuroteología es una controversial rama de la neurociencia que relaciona las experiencias místicas con la actividad cerebral. Estudiando lo que ocurre en el cerebro humano durante experiencias religiosas, experiencias cercanas a la muerte, ingesta de sustancias psicodélicas o meditación profunda, algunos científicos han llegado a sugerir que la idea de dios o la experiencia de la divinidad es algo que ocurre cuando ciertas zonas del cerebro se estimulan. Es decir, Dios es un producto de la actividad cerebral (y más que omnipresente tiene una ubicuidad limitada a ciertas regiones del cerebro humano). Este reduccionismo ha sido cuestionado por algunas personas que estudian los mismos fenómenos, sugiriendo contrariamente que es Dios el que se ha embebido al cerebro humano o ha hecho que éste sea capaz de percibir la divinidad (infectándonos con su virus). Dicho de modo más simple: el cerebro humano y su tendencia a tener experiencias místicas es producto de la creación (o sintonía) divina.

La eterna pregunta en un plano más amplio es si Dios se descargó en el cerebro del hombre como una neuro huella digital (o un inevitable holofractal de su identidad con el universo, de que en cada bit, neurona o quantum está encriptada la información de todas las galaxias) o si el cerebro primitivo del hombre, desde el más puro materialismo, generó la idea de dios, la cual, en la medida que le sirvió a lo largo de su evolución, se dispersó y se replicó meméticamente, pero que en el futuro podría ser desechada, como se desechó el traje del mono, para vestirse ahora con el traje espacial del tecnoángel, amo y señor de su propio destino.

Como es evidente, este tema es bastante polémico y complejo —a veces similar a paradojas como “¿qué fue primero, el huevo o la gallina?” o “¿puede dios crear una piedra tan pesada que ni él mismo la pueda cargar?”. Sin embargo, es tan controvertido como estimulante —¿la metestimulación de pensar en la divinidad, con un cerebro diseñado por la evolución azarosa o por la inteligencia universal, para experimentar a dios?- y en los últimos años se ha generado una gran cantidad de información. A partir de diversas fuentes, y en especial de una investigación de la radio pública de Estados Unidos, hemos compilado diversos puntos de vista que enriquecen el espectro de discusión, en esta sonda en búsqueda de dios en el cerebro, de dios en todas partes o de nuestra propia divinidad.

EL OTRO G-SPOT: EL ASIENTO DE DIOS EN EL CEREBRO

Una de las tesis de la neuroteología sostiene que nuestra creencia en dios es el resultado de la evolución de nuestro cerebro. Un estudio realizado por el Dr. Jordan Grafman, del Instituto Nacional de Salud de Estados Unidos, mostró que las personas que reportaron haber experimentado íntimamente a Dios, participaban en comportamientos religiosos o hasta tenían “temor divino”, tendieron a mostrar mayor tamaño en las regiones cerebrales relacionadas con la empatía, la comunicación simbólica y la regulación emocional. Esto sugiere que la capacidad de albergar pensamientos religiosos podría haber contribuido en llevar al cerebro primitivo a su forma actual de sofisticación social. Grafman cree que los orígenes de la creencia en la divinidad residen en los mecanismos que evolucionaron para ayudar a los primates a entender a sus familiares y a otros animales. “Intentamos usar los mismos mecanismos sociales para explicar fenómenos poco comunes en la naturaleza”, dice Grafman.

Por su parte el Dr. Andrew Newberg, de la Universidad de Pennsylvania, quien ha estudiado a través de resonancias magnéticas los cerebros de sacerdotes católicos, monjes budistas y expertos meditadores, cree que las imágenes del cerebro sugieren que nuestros cerebros están hechos para creer en Dios y posiblemente nuestro órgano mental tiene el “hardware” preciso para hacernos más fácil creer en un poder superior.

About FACUMEDLEON

Información de Interes (Cultural,Deportiva,Social y Académica) para alumnos, ex alumnos e interesados en el tema. Pretendiendo seguir una línea entretenida y diversa. Esperamos -con gran ilusión- recibir vuestras colaboraciones, comentarios, fotos, vivencias y correos, que puedan ayudar a ir desarrollando este Blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: