No todos se imaginan que San Miguel de Allende es un lugar de “culto” internacional y no es por sus pintorescos paisajes y arquitectura barroca, ni por su carecer histórico, ni por ser una joya del siglo XVI, ni por ser Patrimonio de la Humanidad (UNESCO 2008).

No, San Miguel entra en la categoría de los escenarios de la dimensión desconocida donde nada está expuesto; todos los secretos tienen que ser develados sutilmente.

Esta antigua ciudad virreinal es un lugar fascinante para vivir la vida como Dios concibió para sus primeros moradores en las Sagradas Escrituras. El paraíso versión San Miguel.

El placer de comer

En San Miguel de Allende es bien sabido que la buena cocina es la que toma el mayor tiempo en prepararse, lo que llaman “Slowfood”; este concepto incluye el período que sus propietarios y/o chefs invierten en seleccionar cuidadosamente los insumos para sus platillos. Seguramente resulta encantador visitar y escoger en los huertos de particulares que han optado por vender parte de sus cosechas orgánicas a los mejores chefs de San Miguel.

Tras pintorescas fachadas se esconden las cocinas más sublimes. Éstas pueden ser desde pequeños patios de comida totalmente casera, sin carta impresa, en el que se puede degustar únicamente los caprichos del día de su propietario, o bien, en una mansión colonial se puede disfrutar una variedad de tiempos de cocina fusión o cocina de autor que ofrecería el restaurante de un exclusivo hotel.

Cosmopolita, la ciudad dispone de una espléndida selección de vinos de aquí y allá para maridar los alimentos; por eso es tan común ver los festivales de vinos, las catas y fiestas gastronómicas a las que acuden los auténticos sibaritas que se dan cita en San Miguel y los que ahí moran.

Arte estilo San Miguel

El consumo de arte en San Miguel es comparable proporcionalmente con cualquier metrópoli del mundo, la demanda se debe en gran medida a que parte de sus habitantes son coleccionistas, galeros, artistas, intelectuales o simplemente hombres y mujeres estetas que tienen la sensibilidad para complacerse con las diversas expresiones artísticas.

La región es tan rica en su producción artesanal, que ya se ha creado toda una identidad que coloquialmente llaman “Estilo San Miguel”, que consiste en integrar el estilo colonial, herencia española, con la artesanía precolombina, agregando unos toques ornamentales de carácter religioso y algunas notas de carácter contemporáneo que pueden ir en mobiliario y obras de arte. Tiendas de diseñadores nacionales e internacionales y boutiques que se orgullecen de su fina artesanía, conviven sin protagonismo.

De igual forma al recorrer sus callecitas apacibles se puede descubrir una gran variedad de galerías de arte de todo tipo, y que no le sorprenda que San Miguel guarde un importante acervo en manos de particulares y artdealers que van y vienen por el mundo en busca de obra sabiendo que San Miguel de Allende es un importante centro de producción y consumo de arte en este país.

Un ejemplo de ello es la “La Aurora”, una antigua fábrica textil de principios del siglo XX convertida actualmente en centro de arte y diseño que alberga a más de 40 artistas, galerías, oficinas y tiendas especializadas. El periódico New York Times tiene a “La Aurora” como un sitio recomendado para ir de compras en San Miguel de Allende.

La oferta cultural no termina con su producción artística, durante todo el año se puede gozar de diferentes expresiones que se fusionan con el mismo folklore mexicano que se vive en las calles; procesiones, representaciones de culto religioso y pagano entretejen un eclecticismo mágico que permite que todo sea posible, como sucede en las más grandes metrópolis del planeta, pero con el misticismo de un pueblo que no grita… suspira.

Por su encanto y vida bohemia, San Miguel abraza importantes festividades a lo largo del año, como el afamado festival cinematográfico “Expresión en Corto”, el festival de jazz, magnificas obras de teatro y una hiperactiva vida nocturna.

Dicen que se está construyendo en un suburbio del pueblo una sede de Universal Studios; el rumor parte de que ahí vive la hija de un importante cineasta de Hollywood. ¿Es posible? Tan posible como que escritores y artistas tan diversos como Jack Kerouac, Gary Jennings, Robert Mitchum, Antonio Banderas y Kim Novak han sido seducidos por San Miguel de Allende. La lista de celebridades sigue creciendo.

About FACUMEDLEON

Información de Interes (Cultural,Deportiva,Social y Académica) para alumnos, ex alumnos e interesados en el tema. Pretendiendo seguir una línea entretenida y diversa. Esperamos -con gran ilusión- recibir vuestras colaboraciones, comentarios, fotos, vivencias y correos, que puedan ayudar a ir desarrollando este Blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: